Trilogía del Amor y de la Vida: Antes del Amanecer, Antes del Atardecer, Antes del Anochecer

Nuestros dos colaboradores más polémicos, la doble P de La Gran Farsa: Paloma y Paco, se atreven a dar su opinión sin tapujos, como el yin y el yang, sobre una de las mejores trilogías de las dos últimas décadas.

Antes del Anochecer

Chico encuentra chica. Nada nuevo en el cine. Pero ojo que aquí nadie espere encontrar el clásico enamoramiento de Hollywood, perfecto o con pequeños problemas que se acaban resolviendo, no. Linklater, el director, propone un modelo de relaciones humanas mucho más cercano y realista, basado en tres momentos: Amor e ilusión (Antes del amanecer, 1995), melancolía (Antes del atardecer, 2004) y, finalmente, amargura (Antes del anochecer, 2013). Una Trilogía de chico encuentra chica, sí, pero 18 años atrás, en una historia de amor encarnada por unos mismos actores que envejecen ante nuestros ojos. Es el espectáculo total, donde la vida cinematográfica y la vida real corren en planos paralelos, pero solapadas. La realidad al servicio de una ficción que no tiene prisa por acabar.

Antes del Amanecer

1.- LO MEJOR 

Julie Delpy. Es el alma de la trilogía y la primera de sus protagonistas. Fotogenia, carisma, saber hacer, para dar vida a una Céline creíble, con vida propia. Neurótica, contradictoria, melancólica, dulce, radiante. Su naturalidad a la hora de actuar es única.

“A Waltzfor a Night”. Canción interpretada a la guitarra por la propia Delpy en la segunda entrega, Antes del atardecer. Delpy, además, es la compositora de la música de la película. Pone los pelos de punta y tan sólo una cosa clara: Jesse perderá ese avión.

Los mejores tramos. El comienzo de Antes del amanecer y el final de Antes del anochecer. Más allá de los tópicos, el encuentro casual en el tren desprende mucha magia y romanticismo. La segunda mitad de la tercera entrega es más compleja, con una amargura nunca antes vista en la trilogía para volver, tras un milagroso “viaje en el tiempo” (gran idea), a esa misma ilusión con la que comienza la trilogía. De esta manera, se cierra el círculo. Conmovedor.

Las mejores frases. “¿Acaso todo lo que hacemos en la vida no es para que nos quieran un poco más?” Céline (Antes del amanecer). Tras más de cuatro horas de trilogía, Jesse suelta lo que intuyo que muchos pensamos sobre Céline: “Estás como un cencerro”.

 La cabina en la tienda de discos. Es en Antes del Amanecer, Céline y Jesse se han conocido hace poco y aún no se han besado. Suena la canción, escena muda, con plano fijo picado desde abajo. Los protagonistas intercambian unas miradas huidizas, tímidas, plenas de deseo contenido que son todo un poema. Encantador.

 Las localizaciones. Viena, París y Grecia, por este orden. Las películas son pequeños viajes personales por estas ciudades y un país, a cual más bello. Rincones ocultos de la capital austríaca, las calles siempre deliciosas de París y su bâteaumouche y ese mar griego único. Marcos incomparables para crear unos contextos arrebatadores.

Antes del Atardecer

2.- LO PEOR

 ¡Callaos un poco! Si el formato del continúo diálogo entre los dos es la razón de ser y el encanto de esta Trilogía, también es un poco su castigo. Por momentos, el espectador tiene ganas de taparles la boca a los protagonistas. Linklater es una persona inteligente y, por tanto, es natural que cree personajes inteligentes y cultos, que hablan de temas variados como la situación mundial o la literatura rusa. Pero tanta pregunta, tanta anécdota, y, a veces, tanta chorrada, cansan. Las largas conversaciones entre Céline y Jesse hay momentos en los que esto quedan algo forzadas, y ello hace que se pierda cierta verosimilitud. Quizás también influya en que tal vez sea un formato más idóneo para teatro que para cine

El estilo. Los guiones de la trilogía son muy buenos, por tanto, es comprensible que Linklater pretenda interferir lo mínimo en el mismo, a través de una dirección sencilla. Sin embargo, determinados momentos (como el plano secuencia para salir del aeropuerto al principio de Antes del anochecer) me hacen pensar que Linklater podría habernos ofrecido una trilogía más estilizada, pero no se atrevió.

antes_anochecer2

3.- EN DESACUERDO

- La Mejor película:

PalomaAntes del Amanecer. La mejor de las tres entregas, sin discusión posible. La frescura, la ingenuidad, la espontaneidad impregnan esta película, con una pareja protagonista que derrocha juventud, encanto y química. Quizás esa fuerza surja de su carácter autobiográfico, ya que se basa en una experiencia personal del director, Richard Linklater.

Paco: Antes del Atardecer. Sin duda, la mejor de la trilogía. Concisa, melancólica y, finalmente, amarga. Un paseo de apenas 80 minutos a orillas del Sena. ¿Todo muy romántico no? Bueno, así sería de no ser porque el tiempo pasa mientras que nuestros protagonistas siguen anclados en esa noche en Viena. De esta manera, el romanticismo da paso a la nostalgia, luego a la tristeza y, finalmente al…¿romanticismo?

- La Peor película:

Paloma: Antes del Atardecer. Comparada con su hermana mayor y menor, la segunda entrega se queda más que mermada. Poco creíble el reencuentro en París, con motivo de la presentación del libro de él y, sobre todo, la plaga de estereotipos que inunda la cinta: él casado, con un matrimonio a la deriva, y ella, en el papel de chica comprometida con el medio ambiente y el tercer mundo.  Qué facilón todo.

Paco: Antes del Amanecer. Siendo una película bastante interesante, lo cierto es que me parece una película algo incompleta. El planteamiento es bueno, no hay duda, pero su resolución es algo abrupta. A diferencia de sus hermanas mayores, da la sensación de que a esta primera película le falta algo.

Antes del Amanecer

- El final abierto de Antes del Atardecer:

Paloma. A ver, una cosa es dejar un final abierto dentro de una estrategia de guión, porque se sabe que al año siguiente habrá una continuación, y otra muy distinta,  es acabar una película con una protagonista bailando dejando al espectador ante el abismo de lo que pasará durante nueve años. Sr. Linklater, eso no se hace.

Paco. Efectivamente, se trata de un final abierto, pero de una profundidad psicológica impresionante.  ¿Es el final o tan sólo nuevo comienzo? Tú decides.

- Céline y Jesse:

Paloma. La química entre Céline y Jesse funciona a las mil maravillas en Antes del amanecer, pero luego es otro cantar. Cuando se reencuentran años más tarde en Antes del atardecer, un Hawke atónito de tener que volver a interpretar el papel y disminuido hace que la conexión entre los dos se tambalee. Resurge en la tercera, pero diálogos por momentos artificiales en un matrimonio que se supone ya asentado, también les resta puntos.

 Paco. La química entre Ethan Hawke y Julie Delpy es realmente espectacular. Unas pocas miradas son suficientes para mostrar esa pasión, ese amor, tan complicado, tan real.

antes_atardecer3

CONCLUSIÓN

La trilogía de Linklater es imperfecta, pero con momentos de tal intensidad que desde luego compensan las pequeñas debilidades que pudieran encontrarse. O, dicho de otra forma, es justamente como el amor.

Hawke_Delpy_Linklater

Véase además los artículos sobre las mejores Trilogías de la Historia del Cine: 

Primera parte,  Segunda parte  y  Tercera parte

 

- Puntuación:

Paloma: 7/10

Paco: 8/10

5 Respuestas a “Trilogía del Amor y de la Vida: Antes del Amanecer, Antes del Atardecer, Antes del Anochecer”

  1. Elna dice:

    Un artículo realmente bueno visto desde diversas perspectivas. Aunque he de decir discrepo respecto al tema de los diálogos que se hacen “pesados”. Creo que la riqueza de los diálogos, donde se intercambian sus distintos puntos de vista sobre la vida, el amor, el trabajo (todos los temas de los que hablan) es lo que hace que sea una película de “amor” distinta. No es el típico amor adolescente irreal de promesas falsas, puesto que en mi opinión es bastante creíble. Supongo que irá a gustos, pero personalmente no me cansaron los diálogos en ningún momento, al contrario, disfruté de su riqueza.

    Coincido totalmente en que más allá de los personajes, en los dos actores, por las miradas, por las sonrisas, se deja ver una gran química que ayuda a que la historia en sí sea más real.

    ¡Felicidades por el artículo y larga vida a la trilogía!
    Para mí, una de las películas de amor más sorprendentes.

    • Paloma dice:

      La verdad es que este amistoso duelo lo escribimos Paco y yo con mucha ilusión. Nos gratifica mucho que te haya gustado. En el fondo, estoy mucho más de acuerdo que en desacuerdo con lo que comentas. Uno de los grandes valores de est película es el nuevo lenguaje con el que trata la historia de amor de los protagonistas, sobre una base de cercano y complejo realismo. El pequeño matiz que queríamos aportar es que aplicar esquemas teatrales (con abuso de diálogos) al lenguaje del cine puede resultar cansino y pesado para el espectador. Cuestión de matices y gustos, como bien apuntas. En todo caso, mil gracias por tu comentario.

  2. Paloma dice:

    Gracias por los cumplidos Jaime y Susana. Sí, es una Trilogía distinta, curiosa. Y la tercera es muy buena también. Mantener así la calidad lo largo de tantos años es algo que muy pocos han conseguido…

  3. Jaime dice:

    Me falta la última película. Espero verla este mes. Buen artículo, jejejeje….menuda pareja que tenéis en la gran farsa!

  4. Susana dice:

    Una maravilla. Gracias por el artículo a la doble P (que original).
    Estoy enamorada de la trilogía. Ví la primera con 21 años y la última me ha encantado.

Deja un comentario